Renovables: Eólico y coche eléctrico


En España la proporción de energía eléctrica suministrada de origen renovable ya representa la mayoría. Un 34% total de la electricidad que consumimos se produce con un impacto ambiental nulo o muy reducido. Al tiempo que la cogeneración, mix de sistemas más sostenibles, produce casi otro 15%. El restante 50% se obtiene con los sistemas tradicionales de combustión de fuel, gas o carbón, centrales nucleares e hidroeléctricas.

Ese 34% representa una evolución vertiginosa, principalmente gracias al desarrollo e implantación de sistemas de producción eólicos. De hecho España es líder en el sector y exporta su tecnología en los 5 continentes.

La energía eólica representa no una posibilidad real. Es ya una realidad posible. Que pero en realidad todavía le queda pendiente su desarrollo e implantación definitiva.

La energía eléctrica de origen eólico podría cubrir cuotas mucho más altas en el sistema. Se trata de una fuente extraordinaria. El problema es que el sistema de producción todavía no cuenta con la red estructural necesaria.

Aquí esta el verdadero problema del sistema y la razón por la que no se desarrolla definitivamente la producción de energía eólica.

Las necesidades energéticas de un país son una de las cuestiones estratégicas más importantes de una Sociedad. La seguridad en la producción y suministro de la electricidad una cuestión vital. Por eso la gestión energética esta controlada por el Estado, que determina a través de las autoridades prepuestas, los picos mínimos y máximos de consumo previsto y organiza el suministro. La energía proviene de un variado mix de fuentes y orígenes diferentes. El sistema esta definido para abastecer la demanda potencial de suministro más alta. Cuando esta cae, se desconectan parte de los sistemas de la red y se produce menos energía.

Es decir, cuando las necesidades energéticas son menores, por ejemplo durante la noche o los días festivos, se paralizan determinados centros o sistemas de producción y se desconectan de la red nacional.

Por que se desconectan los sistemas? Por que la energía eléctrica es muy difícil de almacenar. Más que difícil, la palabra adecuada es caro. Aquí como en cualquier aspecto de la actividad humana, la cuestión es el dinero. La única manera de almacenar energía eléctrica es en complejos sistemas de baterías. Cuyo precio, dada la escasa demanda, es todavía poco rentable para los productores de energía. Sale más barato parar los sistemas de producción.

Cual podría ser el escenario ideal? Aquel, que muy despacito pero paso a paso se empieza a perfilar en un horizonte no muy lejano. Una realidad en la que gracias a la adopción decidida por una parte relevante de la Sociedad de medios de automoción eléctricos, el sistema de producción eólico podría generar electricidad sin pausas, y aquella que sobrase se utilice para recargar las baterías de cientos de miles de coches eléctricos durmiendo en su garaje.

Una difusión considerable del coche eléctrico abarataría los precios de venta de los modelos y estimularía mayores inversiones en i+D que redundarían de nuevo en precios más competitivos respecto a las tracciones por combustión

Pero la cosa más importante es que una mayor difusión de medios de transporte eléctricos configurarían una red global de baterías donde almacenar la energía que sobra en los momentos de menor demanda.

En ese escenario, la producción eólica encontraría el componente indispensable que constituye una red global de baterías, o pequeños almacenes de energía, que sin costo de gestión alguno para los productores de electricidad, representa un aliciente extraordinario que les permitiría incrementar su negocio de manera espectacular.

Hoy el productor de energía eléctrica de origen eólico tiene abierto el chiringuito solo pocas horas al día. Vende su producción solo en determinadas franjas horarias, el resto del tiempo se ve obligado a parar los molinos, por que no tiene donde meter la electricidad que produce. Otro gallo cantaría, si ese señor no para el molino por que sus clientes recargan las baterías del coche por la noche.

La producción de energía eléctrica de origen eólico despegaría definitivamente pudiendo alcanzar cotas casi de auto suficiencia energética nacional y con el desarrollo a la par del coche eléctrico la emisiones de CO2 y gases responsables del calentamiento global y siempre más patologías sociales se reducirían drásticamente. Gracias por un lado al impacto ambiental casi nulo de la producción eólica y por otro a la notable reducción de vehículos a combustión.

Como podemos ver, son dos aspectos muy diferentes de la necesaria política energética del presente, cuyo futuro es posible y su redundante desarrollo extremamente urgente.

Anuncios

Agua


Nuestro cuerpo esta hecho en gran parte de agua. Tres cuartas partes de la Tierra están cubiertas por el agua. La mayoría de la superficie del planeta todavía por explorar esta debajo del agua, a tales profundidades que ni la moderna tecnología del hombre contemporáneo permiten alcanzar.

Solo es apta para el consumo humano el 3% de las reservas hídricas del planeta. El otro 97% es agua salada. De ese 3%, solo el 1% esta en estado liquido, en ríos, lagos y fuentes, de superficie o subterráneos. El 2% restante se presenta en forma de glaciares o neveras permanentes.

En el mundo hay actualmente la misma cantidad de agua que hace 2.000 años y se ha incrementado la sobreexplotación, la contaminación y el cambio climático. En el Siglo XX, la población mundial se ha duplicado, pero como resultado del desarrollo industrial y la agricultura intensiva el consumo de agua se ha multiplicado por seis.

En la Tierra habitan actualmente 6.000 millones de personas, de las cuales, cerca del 20% viven en 50 países que carecen de reservas hídricas. Cada día millones de personas se tienen que trasladar kilómetros para ir a buscar agua. Casi el 40% de los seres humanos padecen escasez de agua y en 2.025 afectará a un 66% de la población mundial, sobre todo en África y Asia Occidental.

La extracción mundial de agua al año para consumo humano es de unos 3 600 km3, 1.600 litros/hab-día. Se calcula que la mitad no se consume por que se pierde, evapora o infiltra al suelo. La otra mitad, se supone que el 65 % se destina a la agricultura, el 25 % a la industria y, tan solo el 10 % a consumo doméstico. Se entiende por consumo doméstico de agua por habitante a la cantidad de agua que dispone una persona para consumo al día en aseo, limpieza, riego, etc. y se mide en litros por habitante y día (l/hab-dia). Recoge las necesidades y/o consumo real de agua de una población en función a su nivel de desarrollo económico y social. Este valor es el resultado de los registros del suministro medido por contadores o sistemas de valoración certificados dividida por el número de habitantes.

Un ciudadano europeo consume de medía 350 litros de agua/día. Un habitante del cuerno de Africa, 2 lt. El agua infecta es la principal causa de trasmisión de enfermedades mortales en Africa.

Los españoles estamos muy por encima de la media europea, con cuotas de más de 500 litros hab/día.

La Organización Mundial de la Salud recomienda unos consumos hab/día de 80 litros para garantizar la sostenibilidad inmediata.

De ese 10% de agua para uso doméstico, se calcula que entre el 15% y el 50% se desperdicia. La tiramos

Las redes hídricas de distribución, en muchos casos muy antiguas, pierden en su recorrido entre el 8% y el 30% del caudal. Por fugas debidas al deficiente mantenimiento de las instalaciones y enganches para abastecimientos abusivos.

El agua que distribuyen las redes hídricas bajo control de las administraciones públicas, municipales, provinciales, autonómicas o estatales, es mucho más segura en parámetros de salubridad que la vendida en botella. Los frecuentes controles sanitarios de los acueductos públicos y las medidas de seguridad para evitar manipulaciones convierten la vulgar agua del grifo en la opción más fiable.

Las cientos de marcas de agua mineral presentes en el mercado, en muchos casos conducen a un único gran grupo de industrias de la alimentación. Los beneficios del sector son de consideración y la lobby que cura sus intereses es entre las más antiguas y eficientes en la política.

Desde siempre el control del agua es cuestión de interés nacional, causa de guerras y disputas sin fin, antes y ahora. Los Romanos entendieron mejor que nadie como gestionarla, los árabes han aportado confort, genios como Leonardo D¨Vinci diseñaron sistemas de riego todavía en uso. Ha sido entre las primeras fuerzas motrices a disposición del hombre y surcarla ha estado siempre entre sus primeros anhelo.

Diseña majestuosos paisajes, delimita físicamente confines, su potencia no conoce limites y el respeto que infunde es más que merecido. Los hombres de mar lo saben muy bien. Como aquellos que viven en las orillas a merced de las llenas imprevistas. Los que surcan los ríos amazónicos o los que viven de la arrocera palude.

El cuerno de Africa esta sufriendo la mayor sequía de los últimos 60 años. Cientos de millones de personas pueden y se están muriendo de hambre y de sed y de enfermedades como la malaría contraídas al beber agua infectada.

Nosotros, es muy poca el agua que nos bebemos. Ni tampoco tanta aquella que usamos para lavarnos. Nosotros tenemos los Agua Park, tenemos las Spa, los balnearios, las saunas y los club de campo con graciosos laguitos artificiales llenos de patos de mentira. Nosotros el agua la usamos para llenar las piscinas. para regar nuestros verdes jardines, para lavar el coche los domingos. Nosotros incluso tiramos millones de millones de litros cubicos de agua para hacer crecer absurdos campos de golf en medio al desierto para pocos privilegiados que viven de manera inmoral a costa de otros muchos. Si lo se, la Ley dice que esas aguas tienen que ser recicladas. Ley que se incumple en cotas cercanas al 95%.

Es verdad, en medio a esta desolación para que esforzarse en ahorrar agua si aquella destinada al consumo humano es apenas el tres por ciento?.

Pues parecerá increíble pero como ya he dicho antes, gran parte de ese 3% se desperdicia y francamente no nos lo podemos permitir. Reducir consumos inútiles es una necesidad apremiante. Cambiar hábitos, sostituir electrodomésticos por otros con consumos más reducidos, renovar la instalación hidráulica con dispositivos de ahorro y vigilar el eficiente mantenimiento de todos los sistemas de gestión de agua ayudaría a reducir notablemente los consumos. Al mismo tiempo que es una obligación de los ciudadanos exigir a los gestores públicos y privados de invertir una parte proporcional del beneficio obtenido con la gestión del agua en modernizar sus redes para asegurar los menores indices de perdidas posibles.

Otra cuestión de igual importancia es el enorme y creciente gasto que supone a las públicas administraciones el tratamiento de aguas residuales para su posible posterior reintroducción en el ambiente. Aquí también los habitos ciudadanos son fundamentales y la educación permanente de la población absolutamente necesaria. Bastan pocos esfuerzos que ahorrarían millones de euros de tratamientos, así por ejemplo el mayor problema de las depuradoras es la presencia de grasas en las agua a tratar. Demasiada gente tira el aceite de la cocina a la pila y esa costumbre genera gastos evitales. Pero no solo aceite, también, disolventes, productos químicos, medicinales o restos de productos de limpieza. Por no hablar de los que usan el inodoro de papelera, la presencia de todos estos componentes tóxicos juntos es lo que realmente complica la depuración de las aguas. Solo como ejemplo, una de esas pilas conocidas como pila botón que se usan en relojería y en tantos aparatos electrónicos y juguetes. Bien, una sola de esas pilas, por su contenido de mercurio o niquel, puede contaminar hasta 600.000 litros de agua.

El agua esta muy buena, sin Ella nos morimos enseguida. No es infinita y abrir el grifo y que salga potable y fresquita es un privilegio. Como es una obligación moral de cada uno de nosotros hacer lo posible para no malgastarla, contaminarla o desperdiciarla.

.

Sal y carreteras

.

Los silos de sal de todos los entes de conservación de carreteras surgen como hongos y otra vez más se pueden ver el programado acataste otoñal de enormes montañas de cristales diminutos en espera de su futura e inevitable dispersión en el ambiente.

Es la sal un elemento fundamental para la salud, algo que se sabe desde tiempos inmemorables. Por eso fue una de las primeras monedas de cambio y la fatiga se pagaba en una parte equivalente de sal o salario. De ahí expresiones como mira que tío más salado, que cuenta más salada, estamos salados o tiene una mina de sal.

Hoy la esparcen/tiran a millones de toneladas por las carreteras apenas hay una mínima amenaza de hielo, con un grave perjuicio para el ambiente. Países más sensibles con el bios y en los que hiela con mayor frecuencia como Alemania, Austria, Holanda o Suiza, la han prohibido, en su lugar usan tierra gruesa o gravilla. Han entendido que la sal quema la vegetación y contamina las faldas. 

En vez nuestros inviernos son manchados de blanco, no por la nieve, por el salitre. 

Que pasa que a estos del MOPU nadie le explica que tanta sal es dañina? No es más sencillo obligar a mantener velocidades de marcha inferiores. Que tal un plan renove para ruedas de invierno?. A quien le compran tanta sal?. Antes, cuando helaba, la gente tenía más cuidado y nadie pretendía, como ahora, que las carreteras estuvieran igual en diciembre que en agosto.

La sal en cantidades considerables daña el ambiente. Todos tenemos que decir no a su uso indiscriminado en las carreteras. Basta sal y conduce más despacio.

.

Ruedas usadas

.

Hoy quiero hablar de un hecho positivo. El mejor ejemplo de sistema combinado de reciclaje de neumáticos usados. Resultado de un ambicioso proyecto ejecutado por el Gobierno de la Nación. Su puesta en marcha ha requerido un ingente esfuerzo para combinar con eficiencia en el tiempo la adecuación de la normativa legal con los necesarios esfuerzos financieros e industriales. Hoy ese proyecto es una realidad, pionero en el mundo tanto por su concepto inspirador como por su aplicación práctica y rentable en el mercado.

La historia en breve sucede así: las autoridades españolas conscientes del problema, trabajaban desde hace tiempo en la búsqueda de una solución en el tratamiento de los neumáticos usados. Un residuo muy contaminante del que se producen millones. La solución la han encontrado en un entramado de acciones efectivas que han permitido asegurar un recorrido “limpio” a millones de neumáticos.

Primero se han desarrollado y construido cuatro grandes centros, equidistantes en la geografía nacional, de recogida y tratamiento de las ruedas viejas. En esas instalaciones, de tecnología punta y altos ratios de tratamiento/hora, tras separar las mallas metálicas que dan estructura al neumático, trituran la goma hasta convertirla en un granulado de nueva materia prima.

En paralelo, la acción legislativa ha creado las condiciones necesarias para el desarrollo industrial del sector y el aumento de aplicaciones de esa nueva materia prima. Obtenida gracias a un revolucionario sistema de reciclaje de propiedad estatal. Una de las soluciones legislativas promovidas para crear ese nuevo escenario de consumo, me parece genial. Por que une la solución a dos graves problemas ambientales en una sola idea. Por un lado se retiran del ambiente esa cantidad de residuos, con beneficio evidente. Por otro se incentiva una salida principal a la materia prima resultante, que incide de nuevo considerablemente a rebajar la contaminación ambiental, en este caso, acústica. Como?, obligando por Ley a todos los proveedores de asfalto en concursos públicos a usar exclusivamente una nueva mezcla de asfalto con un 30% de caucho, que reduce hasta de un 50% los niveles de ruido en la carretera y aumenta la importante capacidad de drenaje. Es una mezcla de asfalto con goma que absorbe mucho mejor el agua de la lluvia, más seguro, y en el que la rueda suena menos cuando pasa. Un asfalto mejor. Que da una importante salida al granulado de goma y aumenta el confort y la seguridad de la carretera. El nuevo granulado de goma se utiliza también en otras aplicaciones y su demanda no deja de aumentar. Entre ellas están la fabricación de suelos elásticos, campos de fútbol de hierba artificial, parques infantiles o materiales aislantes térmicos y acústicos.

Es una combinación muy inteligente de la solución a dos graves problemas de contaminación.

Hoy se queman menos ruedas, se abandonan en el ambiente menos y muchas, muchas de ellas, conocen nueva vida gracias a su incorporación en un ciclo más sostenible.

España procesa 315.000 toneladas de neumáticos al año, un 10% más de la media europea. El 70% se recicla en nuevos usos. Solo el 18% se usa como combustible en centrales combinadas y el 12% viene recuperado como rueda todavía útil. Según las asociaciones de gestores y los productores de caucho se calcula que la porcentual de reciclaje de neumáticos es cercana al 100%.

La inversión y el largo arco de tiempo necesarios para ejecutar el audaz plan son de toda consideración. Me parece un ejemplo admirable de la capacidad del Estado de transformar efectivamente a mejor nuestra Sociedad.


“Bio” diesel, No gracias


Por que digo no a los nuevos carburantes de origen vegetal mal llamados ecodiesel o biodiesel?. Muy sencillo; por que además de no contribuir a la reducción de CO2 y otras partículas tóxicas provenientes de la combustión, supone un grave peligro para la economía. La conversión de vegetales en combustible incentiva innecesariamente la especulación de los mercados financieros sobre las materias primas. El mercado agrícola esta ya suficientemente supeditado a difíciles y tantas veces, inmorales equilibrios, como para añadir más “leña al fuego”. La demanda de ciertas especies vegetales para su conversión en combustible desencadena políticas de producción agraria muy poco sostenibles y maniobras financieras con un gran impacto social negativo.

El uso de biodiesel en parques de automoción para el transporte urbano, flotas públicas o privadas y motrices en la producción industrial es un grave error. No resuelve los problemas de contaminación por combustión, presuntos generadores del calentamiento global y amenaza seriamente el mercado de materias primas vitales para la alimentación de millones de millones de personas. En la producción agrícola deberían primar los productos de primera necesidad. Es difícilmente justificable sembrar millones de hectáreas de tierra fértil para convertir girasoles, colza, soja, maíz, remolacha, caña y otros tantos, en combustibles para automoción.

Lo que hay que hacer es desarrollar de una vez por todas otras fuentes de alimentación a partir de energías renovables, que por otro lado existen. El problema es que su desarrollo masivo no se alcanzará hasta que los señores que manejan el cotarro decidan que ha llegado el (su) momento.

A ése “cotarro” tan complejo prefiero dedicarle un post todo suyo. Por cierto, ahora le llaman eco y bio a cada porquería….es muy chick y vende mucho!. Otro post?.

Gracias de tu visita y hasta la próxima.

Viejas bombillas e27 y las nuevas CFL

El actual indice de sustitución de las viejas bombillas a incandescencia al tugsteno, conocidas como modelo Edisón27 por las actuales bombillas denominadas CFL, bombillas flourescentes compactas o eco bombilla esta superando las mejores previsiones.
La razón primordial para promover este cambio global de uso, tras 130 años de utilizo masivo, ha sido el ahorro energético. Las viejas e27 solo transforman un 5% de la energía consumida en luz. El restante 95% se disipa en forma de calor. La altas temperaturas de ejercicio donan escasa vida útil en horas de trabajo efectivo. Las nuevas CFL aumentan el indice de energía traducida en luz hasta al 90% consumiendo 8 veces menos potencia para intensidades lumínicas similares, ademas de garantizar una vida útil en horas efectivas de trabajo hasta 6 veces superiores.  Conclusión: consumen mucho menos y duran mucho más.

Existe un estudio bastante independiente, promovido por Philips Lighting que pronostica el previsible ahorro efectivo producido por esa sustitución solo en Europa durante el año 2010.

Las cifras son: 25 millones de toneladas menos de cO2 producido y 10.000 millones de euro de ahorro en coste energético.

A mi me parece algo maravilloso y son cifras que están destinadas a crecer de manera incisiva en los próximos años. Pero como todo lo que hacemos, este avance tiene también un gran peligro, que no puedo dejar de ver y por eso mismo intuir, que me parece muy importante resaltar. El necesario reciclaje eficiente de los millones y millones de flourescentes usados.  Es fácil deducir que las nuevas bombillas CFL son mucho más tóxicas que las viejas E27. Solo en términos de materia, aquellas están hechas con muy poco metal y un cristal muy fino. Con un impacto ambiental por su disgregación en el medio muy inferior a las nuevas ecobombillas. Estas se componen de un soporte cerámico de dimensiones considerables y sobre todo contienen, aparte del gas necesario para funcionar,  muchos más productos químicos en su incorporada electrónica. Contamina mucho mucho más y ya empieza a ser frecuente verlas tiradas en cualquier sitio. En la basura orgánica, en las papeleras, al lado de los contenedores o generalmente a la primera basura que hay a mano. Es muy baja la porcentual de usuarios que realiza un correcto reciclaje entregando sus bombillas usadas a la plataforma diferenciada de su residencia. Por no hablar de otros países donde frecuentemente las ves en el suelo. Claro que si ahora ya las cosas están así, cuando todavía no se han implantado completamente. Que pasará en breve?. Creo sin ninguna duda que este es un aspecto muy preocupante de la difusión de las CFL y no me parece que a los fabricantes y las autoridades les interese mucho. Si la política y la comunicación no cambian es previsible en un futuro muy cercano un nuevo gran problema de impacto ambiental de un residuo todo menos inocuo. Ademas del alto contenido tóxico, por la presencia de cristal particularmente elaborada a forma tubular. En caso de rotura representa un serio peligro para las personas, particularmente en los niños que podrían jugar con ellas al encontrarlas disgregadas en el ambiente y para los operadores de servicios de recogida y tratamiento de basuras durante la necesaria manipulación de los residuos.

Es necesario concienciar a la sociedad no solo de cambiar sus bombillas para ahorrar, también de la absoluta necesidad de su correcto reciclaje. Por que si no, resuelto un problema nos vamos a encontrar con otro.

Ciao.

Pajaritos

desde Brasilia, Brasil  08.40 am

Es verde, azulado

naranja y rojo

violeta, morado

blanco y oro

 

Rosa, zafiro

añil y carmín

granate, jade

cían y turqui

 

Canta, trina

arrua, trisa

grazna, habla

gorjea y pía

 

Maravillosa criatura

de madre natura

que vive triste

en jaula dura

 

Arrancada de su vida

por un abuso suicida

del hombre civilizado

que hoy la ha comprado

 

Sin natural entender

que así no puede ser

mejor sería pensar

no comercio animal

 

La demanda de animales exóticos por parte de las opulentas sociedades acomodadas es la principal causa del tráfico ilegal de especies protegidas. Amenaza real a la biodiversidad  y causa de practicas criminales que generan terribles violencias y procuran enormes beneficios a gentes sin escrúpulos de todo el mundo. No al comercio de animales. Contesta y denuncia la posesión y el tráfico de animales exóticos. Detrás de ellos frecuentemente hay solo un largo reguero de sangre inocente.

 

 

 

Anteriores Entradas antiguas