Sor María… o el misterio infinito

Sor María Gómez Valbuena

Esta monjita “ejemplar” se ha ido (??) dejando un misterio enorme, tremendo y lacerante para miles y miles de afectados. Que ahora verán su legitima pretensión de la necesaria verdad ulteriormente complicada hasta los limites de la deseable lógica paciencia humana.

No quiero entrar en su comportamiento inhumano, vergonzoso y cruel, a lo largo de tantos y tantos años. Indudablemente protegida, asistida, estimulada y apoyada por una necesaria y extensa red de conveniencias, colaboradores, cómplices y rufianes de cualquier calaña y condición. Es algo tan impensable que no hay descripción posible, ya que cualquiera se queda chica.

Lo que me parece increíble es las  extrañas circunstancias en que su muerte y posterior entierro se han desarrollado. No quiero ni puedo, por que carezco de la más mínima información, decir que el deceso no se haya verificado. No lo se. Lo que si se es que dada la delicada situación y condición que atañe a esta (señora no), no se ni como calificarla, bueno si, monja, pienso que no se podía haber hecho peor.

Que gracioso modo de dejar este mundo terrenal. Parece la coronación magistral de una vida de desapariciones, misterios, robos indignos, decesos inventados, cadáveres inexistentes, documentos falsificados y todo tipo de repugnantes prácticas del mejor de los horrores.

No se avergüenza el Orden (si se le puede llamar así al caos que parece reinaba en su quehacer) al que pertenecía, las autoridades eclesiásticas, civiles, y las personas de buen sentido??. Una “persona” acusada de gravísimos delitos y con un mar creciente de sospechas y pruebas a su cargo, no puede desaparecer así, sin más. El sistema, la sociedad, hubiera debido impedir la enésima y última befa y despejar cualquier razonable duda, resquicio de sospecha, posibilidad de ilación o teorema desviado de cualquier tipo .

Por que no han mostrado su cadáver públicamente?. Por que no han comunicado su deceso hasta después del entierro?. Cuando se ha muerto? Donde? de que? Quien la asistía? Quien la enterró?.

Me parece increíble la falta de sentido de la oportunidad de todo el mecanismo implicado. NO entender que la muerte de esta “non señora” es un asunto público de enorme importancia.

Por que tanto misterio? Por que añadir mas leña al fuego? Por que hacer más daño? Que oscura necesidad o falta de tacto han motivado tal actitud? Que dice el Público Ministerio?  Por que la iglesia en general y su Orden en particular, persevera de manera perversa en ocultar y ocultar y continuar ocultando la verdad?

Que mundo!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: