No puedo

No pretendo que me entiendan

cuando ates de morir, abandono.

 

No pretendo que me entiendan

cuando antes de morir, gozo.

 

No pretendo que me entiendan

cuando antes de morir, respiro.

 

Aqui´estoy, atormentado

entre los placeres y deberes

 

Las notas del nocturno

me embriagan el alma.

 

Destrozada y viva,

 

Avergonzada, 

de ajeno dolor.

 

No puedo que llorar

 

No por mi

 

Por otros solo 

cuando elijo vivir.

 
Anuncios

Estoy

Libre, gritando, peleándome. No paro, sigo subiendo, pese a las piedras. No tengo miedo de los barrancos. En ellos encuentro el horizonte de aire que me permite respirar. Coger aire, profundamente hasta que mis pulmones se embriagan de oxigeno. Con cada poro abierto, los sentidos aturdidos, el sabor lleno. Contrapunto de notas geniales dispuestas en harmonías sublimes de solos perfectos. Como no mirar? Si giro la cabeza me rompo el cuello, por sobrevolar la razón. Dibujando figuras de perfecta evolución entre nubes de sensaciones llenas de plenitud.

Quiero dormitar entre pensamientos y apoyado al seno de tu aurora.

Concepto Frágil

Querido Antonio:

Pienso como un loco, al baleno, en una fiesta de saetas neuronales. No cabe en mi mayúsculo rebote. Donde Goya está más cerca de Manuel Becerra. Es una lisa y soberana tomadura de pelo. Sin gracia alguna y menor sustancia. Increíble, parece que vivimos en un mundo de tuertos y farabutos.  

Mi alma se niega, se opone, confía. Lo sé, no todo es así, estoy seguro. Por qué yo mismo tengo la suerte e infinita fortuna, de gozar tal vez,  intensos placeres  de genuinos orígenes.

Resiste, resiste y resiste. Pienso;  cada cual a su palo y algunos, lo que merecerían es un palo en la cabeza. Así dejarían de quedarse con el personal y tendrían que empezar a trabajar en serio.

Catalano:  tu frágil universo es sencillamente un cuento chino y de los peores. En Madriz eso lo llamamos morro. Al pan, pan y al vino,  vino.

Torrá

Explota

Las entrañas contortas

No fumo, ya es que ni eso

Dejate

Por que no volar, por que?

En tus rincones

de luz tenue

yo muero

cuando pienso

que quiero

estar  a tu vera

para respirar

Bebo, de eso si

que puedo

Que quiero abusar

de esa energía

Lo se, si que lo se

que me sabe matar.

Solo como tu sabes

que me sabes bailar

“A ciegas”

para Ti y otras mentes sensibles.  Copia y pega:

Miguel Poveda y la ONE “A Ciegas” – Auditorio Nacional de Madrid – 12.06.2010

Precioso ejemplo

Mi maravillosa hija Margherita, del la cual no puedo decir más que cosas bonitas, por aquello de que es hija mía y por Ella la vida daría, me ha contado una historia preciosa. Con su cándida vocecilla y su cristalina mirada, esta noche en tanto con Ella el juntar compartía en breve resumen me trasmite…

“Papá, papá! sabes hoy en el patio han hecho un homenaje, si, si,  en el patio, reunidos alrededor de unas flores, dos velas y un retrato se han congregado todos los alumnos de la 6ªB y muchos profesores. Para recordar a un profesor, Fulanino de Tal, que el año pasado murió en una excursión”

(Más en detalle; cuando un árbol enloquecido tras el colapso, estaba a punto de aplastar dos alumnas, el, en un gesto de relámpago salvador, las había empujado de una muerte segura, que el mismo, con su gesto altruista, seguro encontró).

La mirada dulce de mi niña rubia, su candor emotivo en la historia y el noble altruista gesto de nuestro salvador me han emocionado por igual.

Como estoy profundamente emocionado del EJEMPLO magnifico que aquel gesto sincero de un cualquiera. He podido leer en la mirada de mi amadisima hija Margherita el infinito respeto que le ha generado todo la historia.

Encuentro precioso, aunque sea a través de un acto triste,  el magnifico ejemplo y la indisoluble herencia que nos deja para el futuro tan admirable persona. Mi hija, totalmente fuera de tiempo y contexto ha quedado marcada para siempre.

Gracias a esta persona y a ese profesor, que con su generoso hacer, ha enseñado a “sus niños”  la mejor de las lecciones. El amor

regreso….

He vuelto, con la cabeza, el alma y el corazón revueltos. Por esos hechos no cuento nada.

Tanto es lo que decir que al tiempo y verbo no me podré reprimir.

He vuelto cuando en realidad estoy partiendo, hacía un viaje todavía más intenso.

Del que sin duda no puedo saber cuando voy a regresar.

Besos