Italia y los 45.000 millones

desde Brasilia, Brasil 09.36 am

Lo de Italia me pone de tan mala leche como Esperanzita. Por eso, aún conociéndola profundamente tras más de 15 años viviendo en ese país, no me apetece hablar mucho del tema.  Se necesitarían cientos de post para abordar la complejidad de esa Sociedad, que sin duda afrontaré.

Por no hablar de Mafia, por que es necesario abordar bien el discurso en toda su complejidad. Italia no se puede entender sin hablar de Mafia y la Mafia no se puede entender sin hablar de Italia.

Hoy quería solo referirme a la maniobra de 45.000 millones de euro anunciada a bombo y platillo por el delincuente que dirige ese País y su ineficiente ministro de economía.

Viene sencillamente de destornillarse, no de risa, de pura tristeza.

Italia es uno de los países más corruptos del mundo. Con un cáncer terminal en metástasis incrustado en su sistema. Que antes o después, con la indiferencia, o peor aún, con la conveniencia de gran parte de sus ciudadanos, acabará por matar al País.

Es un país en el que el Estado no controla por lo menos un tercio de su territorio. Donde la economía sumergida es al menos dos veces superior a su PIB. Con una presión fiscal alucinante, muy desigual y con practicas políticas más propias de otros tiempos.

Solo a modo de ejemplo tienen el km de alta velocidad más caro del mundo. Después de 20 años hablando del tema, solo tienen una linea que da risa. Un km de autopista cuesta seis veces más que en cualquier otro lugar. Manteniendo la mayor porcentual de transporte de mercancías por carretera. Donde la Fiat si gana se queda con los beneficios y si pierde lo pagan los italianos. El parque de coches oficiales aparcado en fila daría la vuelta al mundo. Se descubren entes oficiales, con cientos de empleados, que solo existen sobre el papel. Lo de la comisión (tangente) del 10% es sagrado. Los concursos públicos son generalmente una comedia con carteles cerrados que presentan todas las ofertas. La hipocresía reina segura y el poder político y económico de la Iglesia no conoce confines. La articulación de leyes ad doc para los intereses personales es una tradición y el mangoneo entre amigos es el pilar fundamental de casi todas las políticas.

En Italia, robar lo más posible es una aceptada costumbre por gran parte de las personas. En una Sociedad donde también existe gente muy honesta que asiste impotente a la degeneración imparable de los principios civilizados en los que se sostenía un País hasta no hace mucho en la vanguardia de los derechos civiles y sociales.

Hoy de esa Italia republicana, cuyo primer articulo de su Constitución reconoce el derecho al trabajo, no queda ni la sombra. Con la izquierda y la derecha dando continuos palos de ciego y conduciendo inexorablemente desde hace ya casi tres lustros al entero País a la ruina, moral, civil y económica.

Cosa bastante predecible si un País viene dirigido por una asociación de malhechores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: